Marbacoa

Tengo una afición por los sanguches y todas sus variantes (tacos, pizzas, pinchos, etc). 

Hay que entender que mientras tengas un buen contenedor, o sea, un buen pan, una buena masa o una buena galleta, todo lo que le pongas encima solo va a sumar al sabor de forma extraordinaria.

Hay que entender también que mi pasión por la fotografía y las historias solo se equiparan a mi pasión por los sabores.

 

Hoy la regue toda, llegué a mi casa, me serví un vaso de agua ypregunté que habían cocinado, las respuesta me hizo menos gracias que “El condor” Mendoza fallando el gol de la clasificatoria ante Ecuador. Terminé mi vaso con agua cogí mi cámara y salí a la calle; luego volví, mi flash, nunca salgas a tomar fotos sin tu flash, de las que te puede salvar.

 

Mi caminata fue corta, a dos cuadras de mi casa descubrí un lugar de comida al cilindro “Marbacoa”.

 

Sanguche de cerdo al cilindro.

 

El cerdo está bien cocinado con sabores dulces y ahumados. Los pequeños trozos de grasa que parece mantequilla cierran un circulo de perfectas texturas y sabores.

 

La cebolla blanca le da un toque de crocancia, esto aporta una textura diferente. 

Pan ciabatta calentito,  bastante neutro, equilibrio perfecto para este chancho con muchos saboresy texturas. El contenedor deseado.

 

Como todo buen restaurante de sanguches que se respete debe de tener alguna salsa sello de la marca. Hay que esparcir esa salsa dulce hecha a base de salsa de ostión y sillao. El punto de picor lo pone la salsa de ajíes amarillos ahumados.

 

 “… si maestro, con todas las salsas”.